Procesos de calor

Nuestra principal aplicación se encuentra en la actualidad en el área de los procesos de calor, que generan temperaturas entre 90 °C y 250 °C y pueden ser directamente empleados en muchas industrias, como la alimentaria o la textil.


Dos tercios de la demanda final de energía de la industria se encuentran dentro de un rango de temperaturas de hasta 400 °C y deben ser proporcionados mediante combustibles fósiles de elevado coste. Como este tipo de recursos es limitado, se puede suponer un aumento considerable del precio de los mismos, que conllevará a su vez un incremento en los costes de producción.

 

Ejemplos de aplicaciones:
   Procesos de secado y deshumidificación
   Precalentamiento de materias primas o insumos
   Procesos de concentración
   Pasteurización y esterilización
   Lavado y limpieza en la industria textil
   Industria alimentaria
   Reacciones químicas
   Calentamiento de las naves de producción
   Suministro de agua caliente o vapor
   Etc.